¿Te imaginas evitar la obesidad construir músculo sin tener que hacer ejercicio? Pues científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis (Estados Unidos) afirman haber encontrado una nueva terapia génica que puede lograrlo. Lo han probado en ratones ¡y funciona!

La folistatina, una proteína expresada en casi todo el tejido animal y humano, fue descubierta y descrita por primera vez a finales de la década de los 80. Primero fue investigada por su papel como una hormona reproductiva, aunque posteriormente se descubrió que influía en una serie de procesos celulares, como la proliferación muscular.

Estudios anteriores en animales han demostrado que las terapias génicas diseñadas para amplificar la expresión de folistatina pueden contrarrestar ciertas enfermedades musculares degenerativas. Así, los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis centraron su nueva investigación en explorar si este tipo de terapia podría ayudar a tratar la osteoartritis (enfermedad que provoca el desgaste y la rotura de las articulaciones) mediante el aumento de la masa muscular y la reducción de la inflamación metabólica relacionada con la obesidad. «La obesidad es el factor de riesgo más común para la osteoartritis», explica a New Atlas Farshid Guilak, investigador principal del estudio. «Tener sobrepeso puede dificultar la capacidad de una persona para hacer ejercicio y beneficiarse plenamente de la terapia física».

Ideal contra la artritis

En el estudio, publicado en la revista científica Science Advances. participaron ratones jóvenes que recibieron un tratamiento único de terapia génica diseñado para mejorar la expresión de la folistatina. A los roedores se les administró una dieta alta en grasas y se observó la progresión de la osteoartritis. Los animales lograron construir masa muscular sin ganar peso adicional, a pesar de ser alimentados con una dieta alta en grasas y no hacer más ejercicio de lo normal. La terapia génica mitigo notablemente la degeneración del cartílago, la inflamación sinovial y la remodelación ósea relacionada con lesiones articulares y osteoartritis. «Hemos identificado aquí una forma de usar la terapia génica para construir músculo rápidamente«, dice Guilak. «Tuvo un efecto profundo en los ratones y mantuvo su peso bajo control, lo que sugiere que un enfoque similar puede ser eficaz contra la artritis, particularmente en casos de obesidad mórbida».

No es la primera vez que se propone el tratamiento del gen folistatina para terapias humanas. Se está investigando como una terapia potencial para el cáncer, las enfermedades renales y la fibrosis quística. Un ensayo en humanos para probar la seguridad de la terapia génica de folistatina para la distrofia muscular de Becker (trastorno hereditario que consiste en una debilidad muscular de las piernas) sugirió que el tratamiento no generó efectos adversos, aunque la eficacia en esta etapa no está clara.

Esta nueva investigación sugiere que la terapia génica con folistatina genera una serie de efectos multifactoriales, no sólo influyendo en la masa muscular, sino también en amplias actividades metabólicas que de alguna manera pueden contrarrestar las ingestas calóricas en dietas altas en grasas. Esto, según Guilak, podría abrir el camino a terapias génicas futuras en la que los seres humanos podrían tratar la obesidad sin cambios dietéticos importantes, o construir músculo en sujetos incapaces de hacer ejercicio. «Algo así podría tardar años en desarrollarse, pero estamos entusiasmados con sus perspectivas de reducir el daño articular relacionado con la osteoartritis, así como posiblemente ser útil en casos extremos de obesidad», concluye Guilak

Desarrollan una terapia para evitar la obesidad y ganar músculo sin hacer ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *