El Gobierno de Alberto Fernández prevé que el 2021 será un año de «transición» para las tarifas de los servicios públicos de electricidad y gas natural por red, por lo que habrá incrementos segmentados para que paguen más sólo los que pueden de acuerdo a su capacidad económica.

Para determinar quiénes pueden pagar más, el Poder Ejecutivo empezará a cruzar información disponible para el Estado por medio de la Administración Federal de Ingresos Públicos y la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

Datos provisorios que ya están siendo analizados por el Gobierno indican que hay un 40% de usuarios que están por debajo de la línea de la pobreza, por lo que el año próximo seguirían con las tarifas congeladas o tendrían incrementos simbólicos, muy bajos.

El resto se divide en dos grupos:

Un 45% de clase media a la que el Gobierno sí le aumentará las tarifas, pero acorde a lo que vayan incrementándose los ingresos.

El tercer grupo, que conforma el 15%, que sí puede pagar una tarifa más cercana a la real, indicaron fuentes oficiales a la agencia NA.

La emergencia tarifaria sancionada por el Congreso en el marco de la emergencia económica y pública que está vigente hasta el 31 de diciembre de 2020 le dio al Gobierno Nacional herramientas para intervenir regulatoriamente en el segmento de transporte y distribución de gas y electricidad.

Para el secretario de Energía, Darío Martínez, «el incremento de las tarifas nunca puede ir creciendo en términos porcentuales en relación al salario de forma que le implique a la gente dejar de consumir otros bienes y servicios«.

Martínez ya mantuvo reuniones con empresarios, representantes sindicales de los sectores de la energía y con gobernadores, entre los cuales hay muchos responsables de administrar la distribución en sus provincias.

El congelamiento de las tarifas de luz y gas rige hasta el 17 de diciembre. El Gobierno analiza extender la emergencia durante los últimos días de este año y los primeros tres meses del 2021.

La gestión Fernández ha descartado de plano que se vaya a aplicar la Revisión Tarifaria Integral (RTI) que llevó adelante el macrismo dado que eso hizo que las tarifas quedaran prácticamente atadas a los movimientos que experimentase el precio del dólar.

Las tarifas se mantienen congeladas desde abril de 2019 cuando los entonces ministros macristas Dante SicaCarolina Stanley y Nicolás Dujovne anunciaron la medida «por seis meses», justo antes de las elecciones presidenciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.